Simulacro

Jean Baudrillard concibe la sociedad postindustrial, la del capitalismo del consumo masivo, como un espectáculo fantasmagórico en el que el valor de cambio de un objeto, dada la saturación a la que ha llegado la sociedad, ya no obedece a cuestiones de orden económico, sino a criterios de moda y de prestigio vinculados al lenguaje de la publicidad.
En esa sociedad degenerada por la proliferación –el verdadero cáncer social- el objeto no es valorado por sus cualidades intrínsecas o por sus significados, sino por sus apariencias: el simulacro –forma desencantada de la seducción- ha suplantado a la realidad.
El objeto artístico, como cualquier mercancía, debe tomar la apariencia de fetiche triunfante, una apariencia extraña, sorpresiva, inquietante, autodestructiva, instantánea e irreal, en definitiva, de choque. El artista ya no debe, pues, imitar, duplicar o parodiar la realidad, sino extrapolar signos de ella para crear una hiperrealidad. La hiperrealidad y la simulación son dos de los factores que distinguen la cultura contemporánea de la del pasado.
Disneylandia está ahí para decirnos que es un país real, de una América real - comenta Baudrillard. Disneylandia es presentado como imaginario para hacernos creer que el resto es lo real, cuando de hecho la ciudad de Los Angeles y la America que la rodea ya no son reales, sino que más bien pertenecen al terreno de lo hiperreal o de la simulación. Ya no es cuestión de una falsa representación de la realidad (ideología) sino de cobrar conciencia del hecho de que lo real ya no es real.
A partir del pensamiento de Jean Baudrillard  el arte acabó convirtiéndose en un generador de mundos simulados, ficticios de la misma manera que el vídeo, la informática y la publicidad crearon también a su manera mundos artificiales e ilusorios.

Mis Redes

DANZA

DANZA

Selección fotográfica en Pinterest
&

&

ARQUITECTURA

ARQUITECTURA

Arquitectura Experimental
BLOG ARTE Y CUERPO

BLOG ARTE Y CUERPO

Arte y Cuerpo en la Era Digital
&

&

CULTURA Y TECNOLOGÍA

CULTURA Y TECNOLOGÍA

Publicidad, Danza, Moda, Arte...