Teletránsito

Transpasar la piel, el teletránsito. Claudia Gianetti. Revista electrónica E-Journal, Mecad.
El desplazamiento en el tiempo y en el espacio es quizás la acción más vinculada al ser humano, puede ser territorial o mental. Según la teoría de los sistemas generales y de la aceleración evolutiva del científico John Patt, la propia vida es el resultado de los primeros viajes realizados por las células primordiales que vivían en el agua. La vida multicelular empezó a crear membranas protectoras, caparazones, piel. Esta membrana permitió a los seres emerger hacia la tierra hace aproximadamente 600 millones de años.El segundo, envoltorio, el vestido o segunda piel, quizás fuese el primer artificio para desplazarse protegiéndose de la agresión climática, luego llegó la rueda, la revolución industrial con la locomotora, el coche, el avión, etc., todos ellos prótesis técnicas (vehículos) a las que se adhiere el cuerpo (base de información).
Los desplazamientos mentales despiertan una inquietud inusitada en la comunidad científica que investiga, desde la neurociencia,  sobre la capacidad de abstracción del cerebro humano. Las neuronas no se reproducen si se reorganizan pero envían y reciben señales constantemente. Cada neurona puede conectarse con 10.000 células vecinas, estos nudos pueden alcanzar la cifra de mil billones de conexiones interneuronales en cada cerebro.
Desde hace 200 mil años, el cerebro no ha sufrido ningún incremento relevante, parece que el primer viaje mental se dio en el paleolítico con las pinturas rupestres que según el paleolontólogo Pfeiffer tuvieron un carácter ritual para someter al iniciado a estados de conciencia propicios para otras realidades virtuales en las que adquirir conocimientos.
El habla y posteriormente la escritura ampliaron esta capacidad de traducir la experiencia en formas simbólicas, que a su vez tienen la capacidad de suscitar nuevas experiencias mentales, nuevos viajes. Con la imprenta, se multiplicaron las posibilidades de transmitir estímulos para practicar viajes mentales y físicos.
Para Bachelard, la relación entre existencia matérica del ser pensante y su capacidad de conocimiento está en la base de toda la filosofía clásica y moderna. El propio Bachelard reconoce que lo que es rico en materia  es frecuentemente pobre en movimiento, cree que sin una disciplina aérea, sin un aprendizaje de la ligereza, el psiquismo humano no puede evolucionar. La disciplina aérea de nuestro tiempo se llamaría hoy telemática (telecomunicación + informática), la red posibilita el traslado inmaterial a cualquier parte en tiempo real, es interesante destacar que según todas la tradiciones, el hombre fue primero un participante del mundo invisible, un deseo le llevó a romper la armonía cósmica, descender en la materia, ponerse pieles para vestir ¿Continuamos buscando a través de la red telemática lo invisible? ¿La reascensión sin pieles?.
Como nos propone Sterlac, estas "pieles" pueden ser traspasadas, vaciadas  o eliminadas mediante la telepresencia factible a través de los sistemas de telecomunciación. Se trata de despojarse de la piel para viajar por el campo de datos.
La cuestión para Bachelard es como conseguir hacer de la materia pura imaginación, la movilidad, sería el principal camino, esta se conseguiría mediante la transmutación, que en lenguaje alquímico significa perfeccionarse ya que se ha de  liberar la materia de sus impurezas, aligerarla. La destilación alquímica se basa en el lema :"a lo largo del ascenso se produce una descensión", algo sube porque algo desciende, es justamente el descenso de la masa a la tierra lo que favorece la ascensión. Mientras que las operaciones modernas suelen ser operaciones que persiguen una dirección, el pensamiento alquimista tienen en cuenta las dos direcciones de la flecha ascenso-descenso. Tal vez sea esta la única manera de superar el dualismo existente entre nuestra existencia dentro de un cuerpo "matérico" y nuestra posible existencia "virtual" como televiajeros por el espacio de la red, por el ciberespacio.
Este mundo de datos nos permite conciliar los que han sido dos manifestaciones hetereogéneas del viaje humano: los desplazamientos espacio-temporales y los viajes mentales.
Transpasar la piel, el teletránsito. Claudia Gianetti. Revista lectrónica E-Journal, Mecad.
 

Mis Redes

DANZA

DANZA

Selección fotográfica en Pinterest
&

&

ARQUITECTURA

ARQUITECTURA

Arquitectura Experimental
BLOG ARTE Y CUERPO

BLOG ARTE Y CUERPO

Arte y Cuerpo en la Era Digital
&

&

CULTURA Y TECNOLOGÍA

CULTURA Y TECNOLOGÍA

Publicidad, Danza, Moda, Arte...