Blog Cuerpo y Arte en la Era Digital

Moda Escultural

Nuestra cultura occidental se cimenta históricamente sobre el concepto de individualismo que llega en nuestra época al paroximo. Tal como he comentado en el apartado del culto al cuerpo, asistimos en nuestra postmodernidad a la prolífica creación de moda experimental sobre la que se sustentan marcas comerciales en su deseo de expresar el carácter vanguardista y el individualismo radicalizado. 
En el panel inferior se muestro una selección de indumentaria asociada a conceptos esculturales. A veces se aproximan a formas vegetales o animales pero con frecuencia priman los elementos geométricos y las ritmos formales, son  ejemplos de difícil comprensión racional, pero de un alto valor para el espectáculo, responden al ilimitado afán de experimentacíón actual con formas, colores y tejidos. Son trajes aptos para el mundo del espectáculo y la publicidad que muestran una fantasía exuberante en su afán de romper moldes y transgredir las concepciones convencionales marcadas por las distintas tradiciones

Fueron las artes plásticas del siglo XX las que marcaron con fuerza el paso, con el ánimo de dislocar los discursos conservadores que propiciaron las dos guerras mundiales, cabe mencionar como antecedente la indumentaria de los personajes del Ballet Triádico de Oscar Oskar Schlemmer estrenado oficialmente en Alemania en 1922. Paradójicamente, en la actualidad gran parte de la producción artística experimental ha sido absorbida por el espíritu del capitalismo avanzado para promover valores que alejan al público, por unos momentos, del modo de vida excesivamente funcional y convencional en favor de un sentido lúdico implícito en los movimientos de vanguardia que los sustentan. También es muy interesante apreciar que nuestras vanguardias históricas europeas, han conseguido un gran radio de influencia a nivel mundial por la aportación de nuevos e intensos valores a los referente simbólicos de nuestro tiempo, un tiempo apasionante para el desarrollo del universo de nuevas formas que despiertan otros aspectos sensitivos de nuestra percepción del mundo.
Por último comentar que algunos de estos modelos sirven como antecedentes de las derivas que están tomando las creaciones estilísticas de la moda con impresora 3D, tal como pude apreciar en una exposición monográfica de la Fundación Telefónica de Madrid "3D. Imprimir el Mundo" en 2017.

Iris Van Herpen, la diseñadora que experimenta con la impresión 3D, gana el premio Adnam